Sistemas de reactivos

Clasificación de productos
La clasificación de los diferentes aditivos de polvo magnético se hace en función de la forma de contraste
Se distinguen los siguientes tipos:

l. Fluorescentes (la detección se hace visible mediante rayos UV)
ll. No fluorescentes (detección visible a la luz del día)
lll. Luz diurna y fluorescente

En las pruebas en serie estacionarias se usa los reactivos fluorescentes. Si las pruebas se realizan al aire libre o en diversos lugares se utilizan reactivos no fluorescentes. Debe prestarse atención a la diferente sensibilidad de los reactivos.

Reactivos sólidos o líquidos

En la aplicación se distingue entre aditivos sólidos o líquidos. A causa de las altas exigencias de sensibilidad de la detección se suelen utilizar preferentemente aditivos líquidos. El grueso tamaño de la partícula magnetizable del aditivo sólido (ca. 20 µm – 300 µm) limita el área de aplicación además de la dificultosa manipulación. En el aditivo líquido la sensibilidad de la prueba es mayor debido a que su partícula es de hasta 1 µm, además se puede añadir directamente en los protectores de corrosión directamente, despreocupándose el usuario de tener que añadirlo.

Portador

Agua y aceite se usan como conductores para fines de inspección:

Como el uso del agua no ocasiona fastos de eliminación y su manejo es menos problemático (olor, reacción de la piel), el aceite se usa sólo, si las condiciones de la prueba lo requieren, p.e. si los materiales usados son especialmente susceptibles a la corrosión o se necesita examinar componentes con poca superficie de aceite.

Forma de entrega
Normalmente loa aditivos líquidos se suministran como concentrados preparados. Éstos contienen ya además de las partículas ferromagnéticas todas las sustancias anticorrosivas y polimerizantes y deben ser diluidos de acuerdo a las indicaciones de fabricación. De esta forma se evitan problemas de mezclas erróneas. Se puede variar la concentración a fin de encontrar la sensibilidad óptima.